Saltar al contenido

Uso del Aloe Vera y Aceite de Coco para la Piel

aloe vera y aceite de coco

El aloe vera y el aceite de coco son superalimentos para la piel. Cuando quieres que tu estado de ánimo sea bueno, comes alimentos saludables. Pues bien, si quieres que tu piel se sienta bien, alimenta tu piel con alimentos saludables.

Aloe Vera para la piel

El aloe vera se utiliza como gel tópico. La pulpa interna o parénquima del Aloe vera contiene aproximadamente un 98% de agua que se absorbe fácilmente en la piel y la mantiene hidratada. El 2% restante contiene vitaminas hidrosolubles y liposolubles, minerales, enzimas y otros hidratos de carbono complejos, lo que lo convierte en un eficaz hidratante de la piel y analgésico.

El aloe vera ayuda a curar y proteger la piel a nivel celular. Tiene propiedades antiinflamatorias que son excelentes para el acné y el eczema. Tradicionalmente se ha utilizado como antiséptico para cortes menores y pequeñas abrasiones.

Beneficios del aloe vera y el aceite de coco para la piel

El aloe vera es una fuente de tratamiento natural de varias dolencias de la piel y el aceite de coco es la mejor fuente natural de grasas saturadas que es esencial para mantener la salud de la piel. Cuando se combinan, son una fuente de hidratación. Vamos a discutir algunos de los principales beneficios del gel de aloe vera con aceite de coco en la piel.

1. Piel seca

La mezcla es excelente para hidratar y tiene increíbles propiedades curativas para reparar la piel seca. Esta mezcla también rejuvenece las células de la piel y elimina las células muertas.

2. Acné inflamatorio

Tiene propiedades antiinflamatorias y antifúngicas que protegen la piel del acné. También disminuye el picor y el enrojecimiento con un efecto refrescante.

3. Quemaduras de sol

Esta mezcla es estupenda para eliminar las quemaduras solares de la piel. La zona afectada por las quemaduras solares se reseca y pica, el aceite de coco ayuda en la restauración de la humedad y le ayuda a deshacerse de la sequedad y la picazón causada por las quemaduras solares.

4. Blanqueamiento de la piel

El uso de gel de aloe vera con aceite de coco para blanquear la piel tiene importantes efectos beneficiosos. Dado que tanto el aceite de coco como el aloe vera son ricos en vitaminas y minerales, su mezcla se absorbe fácilmente en la piel, elimina las células muertas y rejuvenece las células de la piel.

Por lo tanto, esta mezcla ejerce un efecto de blanqueamiento de la piel.

5. Antienvejecimiento

El aceite de coco y el aloe vera reducen las arrugas, las líneas de expresión y las manchas oscuras. Ayuda al rejuvenecimiento celular y a la producción de colágeno en el cuerpo, lo que reduce los signos de envejecimiento de la piel al ayudar a tensarla y aumentar su elasticidad.

como usar aloe vera y aceite de coco

3 formas de usar el aloe vera y el aceite de coco para la cara

Disfrutemos de los beneficios de estos dos superalimentos utilizándolos como:

1. Mascarilla facial de aloe vera y aceite de coco

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de coco virgen
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
    (se recomienda mantener la proporción 1:2 para los ingredientes anteriores)

 

Cómo hacerlo:

Mezclar el gel de aloe vera y el aceite de coco en un bol para obtener una consistencia untable, asegurándose de que la mezcla no esté demasiado líquida.
Puedes utilizar los dedos o un cepillo para aplicar la mascarilla de manera uniforme en tu rostro
Espera entre 5 y 10 minutos, pero no dejes que pase de los 20 minutos porque puede irritar tu piel.
Aclárala con agua tibia y sécala con palmaditas.
Aplica tu crema hidratante habitual.

2. Exfoliante de aloe vera y aceite de coco

Ingredientes:

  • ½ taza de aceite de coco virgen
  • ½ taza de azúcar cruda o blanca
  • ¼ de taza de gel de aloe vera puro

Cómo hacerlo:

Primero, coge el azúcar en el bol y añádele el aceite de coco, mézclalos bien. Vierte un poco de gel de aloe vera puro y mézclalo. Mételo en la nevera durante 5-10 minutos o el tiempo suficiente para que se mezcle completamente.

Para utilizarlo, frota suavemente la mezcla en tu cara con movimientos circulares ascendentes, prestando atención a la nariz, el labio superior y la barbilla, donde debes realizar movimientos cruzados. Aplícalo durante al menos 10-15 minutos evitando el área de los ojos.

Acláralo con agua y aplica crema hidratante en el rostro.

3. Crema facial de aloe vera y aceite de coco

Ingredientes:

  • 1 taza de gel de aloe vera
  • ½ taza de aceite de coco
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 1,5 cucharada de pastillas de cera de abeja
  • 5-8 gotas de aceite esencial no tóxico

Cómo hacerlo:

Calienta el aceite de coco, la cera de abejas y el aceite de jojoba a baño María. Remuévelo para que se mezcle perfectamente. Poner la mezcla en una batidora y dejarla enfriar (puede tardar entre 1 y 1,5 horas).

Poner en marcha la batidora a velocidad baja y añadir el gel de aloe vera. Sigue batiendo hasta que se forme una textura ligera y esponjosa. A continuación, mezcla entre 5 y 8 gotas de aceite esencial. Espera de 5 a 10 minutos y ponlo en un frasco.

Para utilizarlo durante más tiempo, puedes guardarlo en la nevera, pero como máximo durante 3-4 meses.

¿Para qué tipo de piel es más adecuado el aceite de coco y el aloe vera?

Esta combinación es la más adecuada para las pieles secas, ya que ambos ingredientes son súper hidratantes. Ayuda a mantener el nivel de pH de la piel y mejora su hidratación.

Pero para tu sorpresa, también es bueno para las pieles grasas. Ya que elimina la piel escamosa causada por los parches de grasa y como se absorbe fácilmente, elimina la obstrucción de los poros debido al exceso de grasa.

Riesgo y advertencia

No hay nada que sirva para todos. Algunas personas son alérgicas al aloe vera y pueden sentir enrojecimiento, irritación e hinchazón por su aplicación. Para algunas personas es un gran hidratante, pero para otras puede obstruir sus poros.

Por eso, antes de utilizar cualquier sustancia nueva en la piel, haz una prueba de parche en la muñeca, detrás de la oreja o en la parte superior del brazo para comprobar tu piel.